29 junio 2018

Etosoto: el hotel más eco-chic de Formentera

Al este de la isla, un largo camino rocoso rodeado de pinos, seguido por una magnífica llanura desértica con vistas al faro y a los acantilados, conduce desde hace unos meses hasta un increíble hotel eco-responsable: Etosoto.

Etosoto (Formentera)
ETOSOTO

Sus artífices son los hermanos franceses Julien y Grégory Labrousse, que durante dos años, han reconstruido un conjunto de fincas tradicionales que bautizaron con este curioso nombre que refleja a la perfección su filosofía y atmósfera. Eto es un acrónimo de Earth To Orbit, “lejos del mundanal ruido”, y Soto quiere decir “afuera” en japonés. 

Etosoto (Formentera)

Etosoto (Formentera)

Etosoto (Formentera)

En este paradisiaco entorno salvaje, rodeado de muros de piedra, olivos, higueras, viñedos y campos de trigo, cada parte del hotel tiene su espíritu propio. Tras la entrada, un gran patio blanco bañado de luz ilumina las primeras habitaciones y muestra el camino a un pequeño jardín presidido por un viejo árbol que sombrea algunos bancos. Justo allí, dos puertas abiertas conducen al mar, mientras que otra lleva hasta una amplia terraza que domina un panorama infinito de mar, cielo y rocas blancas. 

Etosoto (Formentera)

Etosoto (Formentera)

El resto de las diez habitaciones se reparte en otras dos pequeñas casas frente al mar, ofreciendo igualmente un escenario ideal para desconectarse del mundo y levantarse cada mañana con el sonido de las olas. 

Etosoto (Formentera)

Etosoto (Formentera)

Todas las estancias llevan la huella de la joven arquitecta de interiores Elsa Kikoine, que ha dado el mayor protagonismo a la piedra, la cal, el microcemento, la madera y el bambú, y a los mágicos colores blanco y arena. Con un diseño interior pensado para dejar espacio y la máxima integración a la naturaleza circundante. 
  
Etosoto (Formentera)

Etosoto (Formentera)

Etosoto (Formentera)

Etosoto está plagado de detalles originales, como los productos de Susanne Kaufmann en el cuarto de baño (procedentes del bosque austriaco de Bregenz), los desayunos orgánicos ideados por una naturópata o la huerta de agricultura biológica que se encuentra detrás de la casa principal. 

Etosoto (Formentera)

Etosoto (Formentera)

Además ofrece un sinfín de experiencias enriquecedoras, como enseñanzas de permacultura, aprendizajes de instrumentos musicales, retiros de kundalini yoga o descubrimiento de la naturopatía. 

Etosoto abre en otoño, invierno y primavera como hotel, pero en julio y agosto se alquila en su totalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario