15 diciembre 2014

6 hoteles para perderse en la Sierra de Aracena (Huelva)

La Sierra de Aracena y Picos de Aroche es una comarca sorprendente: parajes naturales de inmaculada belleza, pueblos blancos y frescos cuajados de arte, bosques apacibles donde el pinar compite con alcornoques, castaños, encinas y quejigos… y un puñado de hoteles rurales que convierten en inolvidable esta escapada. 


CASA VESTA
www.casa-vesta.com


Este alojamiento seduce ante todo por su enclave, en el pintoresco pueblo de Zufre, que rodeado de extensas dehesas cuelga como un balcón sobre un embalse. De origen musulmán, conserva un centro histórico en el que destacan varias casas señoriales, el ayuntamiento del s. XVI y la iglesia del mismo siglo levantada sobre una mezquita del s. XII.

Casa Vesta
La piscina y el porche, con vistas al embalse

Casa Vesta
Con camas balinesas para contemplar la dehesa

Casa Vesta
En el buen tiempo se desayuna en este magnífico porche

El hotel es además una delicia con su gran salón con chimenea, comedor, sala de billar, biblioteca, sala de fitness, porche y jardín con piscina. Realmente cuesta decidirse entre sus 7 elegantes habitaciones y 2 junior suites, con chimenea y terraza privada, todas decoradas al estilo de las grandes casas de campo burguesas. 

Casa Vesta
Junior suite con sus cómodas camas 

Casa Vesta
Las habitaciones dobles también disponen de cama con baldaquino 

Como comprobarás en el desayuno, el jamón ibérico de la zona es algo fuera de lo común, así que si lo deseas en recepción te organizarán una visita a uno de los productores de este exquisito producto, a una finca de producción de carne 100% ecológica, a una de las mejores ganaderías de reses bravas, o a un criador de caballos de raza española.

Casa Vesta
El acogedor salón con chimenea

MOLINOS DE FUENTEHERIDOS
www.molinosdefuenteheridos.com


Al llegar a esta finca de 10.000 cuadrados lo primero que te llamarán la atención serán sus inmensos jardines con praderas y árboles centenarios (tilos, robles, higueras, nogales, manzanos…), y el rumor del agua del manantial de la Fuente de los Doce Caños que la atraviesa seis meses al año. Luego, la piscina de agua salada y la apetecible zona chillout que la rodea.

Molinos de Fuenteheridos
La fachada, recubierta de hiedra

Molinos de Fuenteheridos
La piscina se hace hueco entre la frondosa vegetación

El interior, austero pero con mucho gusto, alberga 10 cuidadas habitaciones (cuatro de ellas con terraza y bañera de hidromasaje), un confortable salón-comedor en el que se sirve el desayuno buffet, y una sala de estar ubicada en la antigua sala de molienda del s. XVII, con chimenea y bar self service. 

Molinos de Fuenteheridos
Materiales sencillos para habitaciones con encanto

Molinos de Fuenteheridos
Cálido rincón de estar en una de las habitaciones

Molino de Fuenteheridos
La zona del desayuno

Este alojamiento proporciona además bicicletas para acercarse hasta Fuenteheridos, a tan sólo unos minutos, un pueblo declarado Patrimonio Artístico-Histórico por su pintoresca arquitectura y calles pavimentadas con piedra caliza. Muy cerca se encuentra también el Picadero de la Suerte, que organiza paseos en grupo por la sierra. 

Molinos de Fuenteheridos
El salón, entre rústico y étnico

Molinos de Fuenteheridos
Rincón de lectura o contemplación

LA FLAMENCA INN
www.laflamencainn.com


En el precioso pueblo de Cortelazor, esta casa rural ofrece al viajero una experiencia única de alojamiento. Todos sus interiores han sido creados con objetos de las épocas victoriana y Art Decó: muebles restaurados, chimeneas labradas, suelos de mosaico, bañeras de fundición… El salón, por ejemplo, exhibe unas increíbles alfombras y tres vidrieras procedentes de la iglesia del Hospital de Saint Joseph de Rosewell.

La Flamenca Inn
El salón con su atmósfera "british"

También sorprenden su cocina –con una gran mesa de caoba estilo Regencia y la chimenea procedente de un Barclays Bank que había en la calle Harrow de Londres-, y su patio interior, con una gran claraboya, suelos trabajados, radiadores de fundición británicos y una antigua estufa suiza de cerámica.

La Flamenca Inn
La acogedora cocina donde se sirve el desayuno

La Flamenca Inn
Estufa y radiadores antiguos en el patio

A la hora de acomodarse, La Flamenca Inn ofrece tres apartamentos con originales suites, en las que cada mueble tiene su historia: una cama centenaria procedente de un hotel de Alejandría, puertas rescatadas de un pub inglés, armarios de pino de sacristía, un lavacabezas alemán Bauhuas, toalleros Clifton, cortinas de William Morris… Por las mañanas ofrece un excelente desayuno buffet, aunque también podrás pedir a sus propietarios, Lola y Peter, que te lo preparen al estilo andaluz o inglés. 

La Flamenca Inn
Una de las suites estilo Art Déco 

La Flamenca Inn
Ventanas y puertas con vidrieras emplomadas

La Flamenca Inn
Bañeras antiguas en los cuartos de baño

FINCA LA FRONDA
www.fincalafronda.com


Charles W. Wordsworth y Reyes García Contilló, inglés y sevillana, compraron en 2000 esta finca de alcornoques y castaños, con vistas espectaculares a Alájar y la Peña de Arias Montano, con la idea de prejubilarse después de una intensa vida laboral en marketing de productos petrolíferos e inmobiliarios en Inglaterra, Perú, Alemania y Madrid. Cuando se trasladaron aquí en 2004 tuvieron la idea de crear un pequeño hotel, inspirador y sosegado, y abrieron al público en 2008 junto a sus hijos Alec y Cristina.

Finca La Fronda
Reyes y Charles, magníficos anfitriones

Finca La Fronda
El patio de la casa

Charles lleva el apellido y los genes del poeta William Wordsworth (1770-1850), precursor del Romanticismo inglés y uno de los pioneros en Inglaterra en reivindicar el patrimonio natural. Y precisamente ha querido plasmar en Finca La Fronda ese espíritu de armonía con el entorno, y pasión por la belleza y las cosas sencillas. 

Finca La Fronda
Rincones apacibles para leer 

Finca La Fronda
El salón con sus grandes cristaleras

El edificio se integra perfectamente con en el entorno, al estar hecho de ladrillo visto rústico y tejas envejecidas; y las siete habitaciones, decoradas de forma sobria y elegante, se sitúan alrededor de un patio andaluz con naranjos y un estanque (por cierto, cada noche te encontrarás un poema debajo de la almohada…). Además dispone de dos salones con chimenea, un comedor, dos terrazas cubiertas, piscina y senderos de ensueño con setas y castañas al alcance de la mano.

Finca La Fronda
Habitaciones amplias y relajantes

Finca La Fronda
Desde la piscina se domina el valle

MOLINO FUENTE SANTA
www.molinofuentesanta.com


Este molino de aceite de finales del s. XIX y su caserío anexo fueron cuidadosamente rehabilitados y decorados hace unos años, usando materiales autóctonos, respetando la arquitectura original y conservando todo su sabor. 

Molino Fuente Santa
En la dehesa, entre los encinares

Así, un extraordinario salón-comedor, de 400 metros cuadrados, invita a disfrutar de las espléndidas vistas al jardín de plantas autóctonas y a la dehesa de encinares que rodean la casa. Fuente Santa cuenta ahora con 8 habitaciones dobles, decoradas con mimo, más una casita con capacidad para 4 personas en uno de los patios de la casa. 

Molino Fuente Santa
El inmenso salón con sus distintos ambientes

Molino Fuente Santa
¡Qué bien sabe aquí una copita de fino!

Molino Fuente Santa
En invierno, relax frente a la chimenea


Molino Fuente Santa
Las camas, revestidas con colchas indias...

Molino Fuente Santa
... y sencillos cabeceros de tela

En esta finca de 40 hectáreas la tranquilidad es total y su jardín invita al paseo entre encinas, alcornoques, madroños, algarrobos, cipreses, magnolios, lentiscos, castaños e incluso olivos autóctonos. También destacan algunas especies florales como rosales, jazmín, lavanda, lirio, mirto o la glicinia, aunque sus joyas son dos pinsapos, especie endémica de la Sierra de Grazalema, que se han adaptado perfectamente a este entorno. En el buen tiempo, la piscina y su porche se vuelven inolvidables.


Molino Fuente Santa
La mesa de los desayunos

Molino Fuente Santa
Me encanta el detalle decorativo de estas viejas maletas


HOTEL CONVENTO ARACENA

www.hotelconventoaracena.es 


A los pies del castillo de Aracena, en un convento del s. XVII, a pesar de sus cuatro estrellas, ha sabido mantener su antigua fisonomía. Las habitaciones exhiben una esmerada decoración con vigas de madera en el techo, y sus suites, situadas sobre el coro de la iglesia, a doble altura y con zona de estar en la planta alta, resplandecen además bajo bóvedas de ladrillo.



Hotel Convento Aracena
A la sombra del castillo

Hotel Convento Aracena
Recoleto patio con naranjos

Hotel Convento Aracena
Una de sus espaciosas suites

Su oferta gastronómica resulta igualmente tentadora. El desayuno buffet se sirve junto al jardín de hierbas aromáticas, y para almuerzos y cenas cuenta con el elegante restaurante “Huerto by Arrieros”, que fusiona la cocina moderna y tradicional haciendo un lugar de honor al cerdo ibérico. ¿Mis platos favoritos?: el carpaccio de presa ibérica, foie y vinagreta del Condado; la ensalada de ibérico en escabeche; y el arroz con carrilleras y setas. Y luego, si el día se presta, a la piscina de agua salada o al Spa


Hotel Convento Aracena
Maravillosos desayunos en la terraza

Hotel Convento Aracena
Zona de reposo en el Spa...

Hotel Convento Aracena
... junto a la piscina cubierta

1 comentario:

  1. Estimado amigo:


    Nos ha encantado la imagen de la bañera con patas del hotel La flamenca Inn. Nosotros nos dedicamos en exclusiva a la decoración clásica de baño desde hace bastantes años ya que sabemos que hay gente a la que le apasiona, y las bañeras de patas son nuestras piezas estrella.

    Existen varios modelos y tamaños para todos los gustos y espacios.

    En nuestra web se puede encontrar más información al respecto.


    Baños con encanto, decoración clásica de baño, banosconencanto.es

    ResponderEliminar